Diseño enfocado en las personas

Quiero empezar mi recorrido en el mundo blogger con un tema que me apasiona: El “Diseño Social”. Para mí, en síntesis, tiene que ver con tres aspectos fundamentales que van más allá de la ética, o de la responsabilidad social de los profesionales de mi área (o empresas). Como siempre hacemos los diseñadores, voy a empezar por citar una definición al concepto, que alguna vez leí: “el diseño social como la estrategia que define la interacción entre diseño y sociedad”. El primer aspecto para entender esto es la duración del diseño. Esto significa que esa “parte social” comprende el tiempo en que funciona el mensaje. Es decir, toma en cuenta la vigencia que puede tener algún proyecto de comunicación gráfica, algún producto y hasta un evento.

El segundo aspecto se refiere a entender qué efectos produce en la sociedad, qué pautas, comportamientos, qué cambios dentro de una cultura se generan. El objetivo es conocer la influencia del diseño para transformar hábitos, costumbres o estructuras de conducta de una comunidad… incluso este aspecto permite entender cómo hacer más eficientes los procesos de los proyectos, para aportar un mejor resultado y mejorar la calidad de vida de las personas.

El tercer aspecto, y tal vez el más importante para mi, es la comunicación. Esto se refiere a la facilidad con que las personas interpretan nuestros diseños para que puedan integrarlos a sus actividades diarias, pero sobre todo, para unir esas interacciones sociales a través de lo que proyectamos.

De esta forma, al plantear el alcance, los efectos y la comunicación que genera el diseño, no sólo se contribuye al bienestar social sino también, se trata de mejorar la práctica del diseño. Además, lo importante es tener la percepción de las personas para entender sus distintas reacciones y así el diseño puede construir con una visión mucho más amplia (o estratégica) los proyectos, enfocándose en las personas.

 

Deja un comentario